lunes, 9 de febrero de 2009

Fin de Año Montañero - Montaña Palentina

Por fin me decido a contar las andanzas de los Monkys en fin de año.

Nos fuimos a la montaña Palentina, por variar un poquito, q no sólo de Pirineos y Picos vive el montañero ibérico.

Nadie conocíamos la zona y yo al menos vine flipao, me pareció una zona super hostil, vale que este año el invierno está siendo algo más duro de lo habitual pero ver pantanos enteros congelados al más puro estilo Noruego, no me lo esperaba.

Primera parte. Ascensión al Espigüete (2450 m):

Pese a las malas previsiones del tiempo, decidimos intentar subir por la Cara Norte y bajar por la Cara Sur. Cosa que no nos podríamos haber planteado sin la impagable ayuda de Bea, que nos recogía en la vertiente sur. Así pues después de dejar la furgoneta de David, nos pusimos a andar, el camino que sigue el arroyo Mazobres hasta la cascada del mismo nombre es suave, lo que viene bien para calentar un poco el cuerpo. Llegados a la cascada se gira radicalmente a la izda. y la pendiente empieza a tensar los gemelos.
Fernando toma la iniciativa, y decide a hacer de quitanieves, que ahora nos cubre por media espinilla.

Siguiendo un poco más, se abre ante nosotros el corredor de la Cara Norte, justo antes de que la cosa apriete definitivamente paramos a tomar algo, sacar los piolets y ponernos el casco. Seguimos la huella de unos portugueses, pero ellos han debido pasar bastante pronto y muchas veces apenas marcan los crampones en la nieve, y nosotros ya nos hundimos por las rodillas.
Cuando empieza de verdad el bakalao, decido ponerme en cabeza, teniendo la confianza de que si reviento, alguno de mis compañeros me dará el relevo.



Pronto empiezan las dificultades, la nieve es profundísima y el avance se hace penoso pero interesante, Robert me ofrece varias veces darme el relevo pero me siento bien y decido seguir en cabeza. La nieve a veces por el pecho me hace pensar en posibles aludes, pero... hay q seguir.
La peor zona se sitúa en un pasaje a unos 65º q nos hace nadar literalmente en la nieve, tras esta empinada pala, y con el cambio de pendiente, la perspectiva hace q me sienta sólo, no veo a nadie, creo q se pararon a ponerse los crampones y a hablar con David que decidió darse la vuelta, su rodilla no le permitía seguir. En esto que sigo y me encuentro a los portugueses, encordados, con material colgando del arnés como para hacer un big wall, y yo allí sólo, sin arnés, sin cuerda, con los crampones en la mochila. Hablo con ellos, me dicen que no han conseguido hacer cumbre, porque se han salido muy pronto hacia la cresta y unas dificultades de roca, les han hecho renunciar a la cumbre, me indican que siga bordeando la cresta, y salga hacia ella más cerca del pico. Me despido de ellos, me pongo los crampones y espero a que estos aparezcan a la vista. Con la confianza de los crampones sigo abriendo huella y en cuanto puedo me subo a la cresta, las vistas son, I-M-P-R-E-S-I-O-N-A-N-T-E-S





Unos pocos pasos más por la cresta disfrutando del paisaje y llegamos a la cumbre, establecemos conexión con David, las foticos de rigor y a bajar por la vertiginosa Cara Sur.

De izda. a dcha.: Robert, Kike, Natxo, Fernando y Pelu. En nuestra cabeza están David y Bea sin cuyo apoyo esta ascensión no hubiese sido posible, esperamos que otra vez haya más suerte y estemos todos juntos en la cumbre.

No nos paramos mucho, porque son las 15h casi y Bea nos está esperando, no sabemos exactamente cuanto nos queda de bajada, pero desde la cima el pueblo parece muy lejano.


Vistas de la bajada por la cara sur




Esos puntitos que se ven en la foto, son dos montañeros y un mastín que se les ha unido y que suben por la sur, van asaos, porque hay 14 grados, mientras q nosotros en la norte estábamos a -4ºC.

Nos acojonan un poco porque nos dicen q en las inmediaciones del pueblo la nieve está muy profunda, pero no encontramos nada de eso, por fin llegamos al pueblo y nos encontramos con Bea y David.

4 comentarios:

Pokol dijo...

olei!!! te ha costado la entradita de Espigüete!!! no me extraña...Es que da que pensar este pico y la montaña palentina se lo merece!!!

Chavo dijo...

El Fernando ese me cae bien...que lleva una pegatina de STOP DESEQUIPAMIENTOS jajajaja...Bicho,buenisima actividad,ya sabes que yo soy poco de alpinismo pero me puedo hacer a la idea de que lo debisteis pasar genial...

Que pena lo del David no?bueno,a lo mejor si hubiera subido yo con vosotros hubiera terminado volviendome con el...

Un abrazo grande broder!

Natxo dijo...

Pokol: hacía mucho tiempo que no sentía tan buen royo en una cumbre como en el Espigüete. Ese buen sabor del trabajo bien hecho, el descanso por llegar a una cumbre q hasta pocos metros antes de llegar a ella no sabes si será posbible... en fin, cosas q se sienten...

Sabete: pedazo de pico y pedazo de sitio. Lo de David pensándolo friamente, nos portamos fatal, porque aunque tiene más experiencia que todos nosotros juntos y estábamos comunicados vía walkie con él, deberíamos haber bajado con él, imaginas que le hubiese pasado algo? No nos lo podríamos perdonar en la vida, aunque creamos que sabemos algo, nos queda mucho que aprender. Como dice Alberto Iñurrategui: "Montaña líbrame de la esclavitud de la cumbre". En ese momento fuimos esclavos de la cumbre, no montañeros ni amigos.

Salud!

Alicuencano dijo...

Vaya cacho de pico. Me quedé con las ganas de ir. Por cierto, unas fotos de pm ¡Qué vistas!

Nos vemos "Esclavo de Cumbres" jeje